10 LUGARES IMPERDIBLES DE EDIMBURGO


6. DEAN VILLAGE

Conocida también como “Water of Leith Village”, es una asombrosa localidad que bordea el Río Leith, fundada en el siglo XII por los monjes de la Abadía de Holyrood.

Dean Village – “dene” en escocés significa “valle profundo” – fue un lugar próspero durante más de 800 años. En la zona había once fábricas que trabajaban con los molinos de agua situados en torno al río Leith. Durante los ’60 fue una zona en decadencia, pero tras sus modificaciones años después se convirtió en una de las zonas residenciales más deseadas.

Situada a minutos del centro urbano de Edimburgo, es muy gratificante un paseo por sus alrededores para desconectarse del bullicio del centro. Las bellas casas con frentes de piedras y el pequeño puente que cruza su río, lo vuelven un sitio encantador.

7. VICTORIA STREET

Junto a la Royal Mile, son las dos calles más famosas de Edimburgo. Comunica el puente George IV con la plaza Grassmarket. Destacada por las casas multicolores que la embellecen, convertidas en pubs y tiendas. También puedes encontrar restaurantes con hermosas terrazas para descansar y probar delicias escocesas.


Para los fanaticos de Harry Potter, debido a la larga estadía de su creadora, J. K. Rowling en Edimburgo, se cree que se inspiró en esta calle para crear el Callejón Diagón. El tour de esta saga es muy recomendable en esta ciudad.

8. GREYFRIAS BOBBY

El perro más conocido de Europa, por su fidelidad hacia su compañero de vida, el policía John Gray. Tras la muerte de su amo – a causa de la tuberculosis en 1858 -, enterrada en el Cementerio Greyfriars, Bobby permaneció al lado de su tumba por 14 años, hasta que llegó su partida en 1872. Donde puedes visitar su lugar de entierro, el cual está acompañado por su plato de comida y collar.

Por esto, lleva el nombre popular de Greyfriars Bobby, de raza Skye Terrier. Durante su estadía en el cementerio era alimentado por todos los habitantes de Edimburgo, convirtiéndosela en un héroe local y símbolo de fidelidad.

Su estatua se encuentra al Tura del Puente George IV. Muchos creen que tocar su nariz trae suerte, por eso luce despintada. Pero no es una creencia escocesa sino que algo que se creó por los turistas.

9. MONUMENTO A SCOTT

Creado en 1846 honor al escritor escocés Sir Walter Scott, exponiendo un estilo gótico en sus 61 metros de altura. Ubicado en Princes Street.

Te separán de la cúspide 287 escalones, hay 4 paradas en el ascenso donde puedes ir realizando vistas parciales de lo que será la gran vista final. Las paredes se vuelven más estrechas y aumenta su inclinación, por lo que va dificultándose su llegada, pero valdrá la pena todo el esfuerzo.

10. SCOTCH WHISKY EXPERIENCE

Para los amantes de esta bebida es un lugar que merece tu tiempo, ya que podrás aprender a catarlos y probarás los mejores del mundo. Su precio varía según la cantidad y calidad de whisky que quieras catar.

La visita te va mostrando la trayectoria que lleva el whisky hasta su almacenamiento final en las barricas donde se añejara por años. Finalizando en la colección más grande de todos los continentes.

Horario: de enero hasta marzo: de 10 am a 5 pm.
Abril: de 10 am a 6 pm.
Desde mayo hasta julio: de 10 am a 8 pm.
Agosto: todos los días de 10 am a 5 pm, excepto sábados y domingos de 10 am a 5:40 pm.
Desde septiembre hasta diciembre de: 10 am a 17 pm.
La experiencia también cuenta con otros tour de mayor duración, así como de una “masterclass” acerca de la elaboración del licor.

Precio: Adultos: £16.
Jubilados: £14.
Niños de 6 a 17 años: £8.
Pack familiar: £39.


VOLVER A VIAJEROS EN ESCOCIA


Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: