GANTE

by Gonzalo Fernández Pizarro

En mi segundo día en Bélgica, como mencioné en el post de Brujas, lo primero que hice fue conocer la Torre de Belfort por dentro. Más tarde tomé un tren hacia Gante.

Lo que más me sorprendió, fue que se me acercaban muchos adolescentes, preguntándome si necesitaba ayuda, ya que me veían sacando fotos y obviamente era un turista. Lo segundo que me preguntaban era si mi idioma nativo era el español, entonces intentaban mantener una conversación en mi lengua.

En esta imagen pueden ver la iglesia de la ciudad y en esa plaza tomé una siesta al rayo del sol para recargar energías, entre mi llegada a Gante y el inicio del free tour.

Pude conseguir un free tour con la empresa “Hispano Tour”, fue muy corto, pero hay que destacar que es una localidad pequeña y no hay mucho para conocer, pero hermosa para pasar un día allí.

Durante nuestro paseo gratuito, nos explicaron que es una ciudad estudiantil y muchos toman cursos de español, por eso las ganas de cruzarse con gente que hable este idioma. Conocimos el Campanario de Belfort, la Capilla de San Nicolás, las Tres Torres y el edificio más impactante, el Castillo de Gante

El valor de su entrada es de €7,50 para adultos, de 3 a 18 años €2, menores gratis.

Finalizado el tour, como en cada rincón del mundo, realicé mi caminata sin rumbo. Hasta que un momento, ya muy perdido acudí a mi GPS para seguir vagando, pero sin desviarme mucho del centro, ya que debía tomar el último tren de retorno a Brujas.


Terminaré mi incursión en esta país con otra recomendación gastronómica…

WAFFLES BELGAS

No puedes irte sin probarlos, como puse de grande el nombre, es equivalente al sabor. Puedes poner todo lo que desees sobre ellos y no se te dificultará mucho encontrar un puesto de waffles en Gante, rodean todo su epicentro.

Exposición de jamones belgas, a diferencia de los ibéricos, tienen otro proceso de salado.

VOLVER A VIAJEROS EN BÉLGICA 🔙


Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: