LA HABANA


  • Plaza de la Catedral: una plaza muy pintoresca, llena de artistas cubanos. Podrás ingresar gratuitamente a la Catedral.
  • Plaza de la Revolución: allí te encontraras con el monumento a José Martí, el Ministerio del Interior con la conocida imagen del Che Guevara que dice “Hasta la victoria siempre”, y el Ministerio de Comunicaciones con la imagen de Camilo Cienfuegos, otro gran partícipe de la Revolución cubana, con la inscripción “Vas bien Fidel”.
  • El Palacio de los Capitanes Generales: hoy en día es un museo de entrada libre, acerca de la Cuba Colonial.
  • Plaza San Francisco de Asís: te encontrarás con el convento San Francisco de Asís, la Fuente de los Leones hecha de Mármol Blanco, la Terminal Sierra Maestra – cuando fui estaban refaccionándola –  y la Lonja del Comercio.
  • Almacenes San José Artisans Market: es un galpón inmenso al final del Malecón, allí hay muchos puestos de artesanías donde podrás comprar suvenires a buenos precios, pudiendo acordar con sus vendedores algún valor menor por llevar varios objetos.

Con el tour recorrimos rápidamente un poco todos los lugares mencionados, y la guía nos iba contando algunos detalles de la historia cubana. Antes de terminar fuimos todos a un bar cerca de la plaza San Francisco y tomamos una piña colada. Finalizado el tour, aproveché para volver al Almacén San José y hacer unas compras. 

El día siguiente lo dediqué a tomarme el Habana Bus tour. Realmente es muy recomendable, ya que pasas por todos los puntos de interés – inclusive el cementerio -. El chofer va avisando que atracción es la próxima parada, para que puedas prepararte. El mismo sitio donde te bajas, tienes la parada para tomar al siguiente bus, cuando quieras ir hacia otro punto de referencia. 

También te encontrarás con los característicos autos antiguos por todos lados. Te ofrecen un paseo de una  hora por la ciudad a unos 30 CUC si lo regateas.

Otro medio para movilizarte en la ciudad son los simpáticos y típicos “CocoTaxis”. Son una especie de triciclos a motor, para no más de dos pasajeros. Cuando camines y sientas que tocan bocina continuamente, son sus choferes para que los turistas les hagan alguna seña y tomen el viaje.

Hay puestos callejeros para que comas algo rápido mientras sigues conociendo a no más de 5 o 10 CUC. Si quieres sentarte a comer, hay también buena cantidad de sitios para que lo hagas más tranquilo. En mi caso lo hice en la cena, en una casa típica de comida cubana por recomendación de Roberto Carlos y Yunitce – una pareja joven de cubanos que me contaron su historia y acompañaron durante la velada -. Comí la clásica “Ropa Vieja” acompañado de frijoles y arroz, y como bebida Mojito. Junto con los mojitos de ellos, y mi comida gaste 18 CUC.

También hay una Heladería muy conocida en La Habana: “Coppelia”, la cual quedaba muy cerca del Hotel. No tienes una gran variedad de gustos, en su mayoría son frutales. No son los típicos a los que uno está acostumbrado al menos en Argentina, pero es una rica experiencia.

RECOMENDACIONES ADICIONALES


Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: