DÍA 2


Temprano me hice presente en otro de los puntos icónicos de la ciudad, el Tower Bridge o Puente de la Torre, para poder sacarme una foto sin estar rodeado de tantos turistas – lo que todo viajero desea – .

Londres está dividida por el Río Támesis. Hay otro puente que conecta el centro de la ciudad con el lado sur, el Millenium Bridge. Construido en 1996, pero su inauguración final sería en el año 2000 por tener que sufrir modificaciones ante las vibraciones que sufría por el paso de los peatones. Es un puente de metal que, en mi opinión, no está en sintonía con la arquitectura clásica londinense, pero según cuentan es lo que buscaron sus creadores.

En el fondo de esta imagen, podemos ver la Catedral de Saint Paul, otro edificio imperdible. Como destaqué en cuanto a este tipo de sitios, la catedral tiene sus horarios de misa, por lo que pude conocer su salón principal de forma gratuita. Ahora, si quieres conocer sus sectores privados y su cúpula, tendrás que pagar la suma de 15 libras esterlinas.

Del lado sur, se encuentra el Shakespeare Globe. El teatro del famoso escritor, activo actualmente, donde podrás adquirir entradas para la recreación de sus obras. Lamento ponerte en conocimiento que es una reconstrucción de “The Globe”, el teatro isabelino para el que Shakespeare escribió sus relatos. Un incendio en 1613 lo destruyó casi en su totalidad y finalmente fue demolido en 1644. El Shakespeare Globe se diseñó en base a evidencias disponibles de esas épocas, por lo que puede distar bastante del real. Su capacidad es de 1000 espectadores. También se realizan tours, entre los horarios de sus funciones.

No soy adepto a los museos, porque creo que todo lo “robado” para ser expuesto, tendría que estar en su lugar de origen. Pero no podía dejar de visitar el British Museum. Más allá que muchas de sus reliquias no fueron robadas literalmente hablando, porque fueron capturadas mientras que esos sitios eran colonias británicas o habían sido invadidas temporalmente- según exponen su defensa los ingleses -.

Puedes pagar una visita guiada o adquirir la audio guía. Yo opté por recorrerlo por mi cuenta, sin ayuda adicional, leyendo las referencias en cada sector. Si quieres recorrer el 100% del museo, ten en cuenta que puedes tardar alrededor de 4 horas. Estuve allí por 2 horas, con la idea de hacerlo de manera general, pero hay objetos que te dejarán impactado por su grandeza, tanto por historia como por su tamaño. Están expuestos por secciones según las civilizaciones a lo largo de la historia. Te sugiero tomar el mapa que ofrecen en la entrada para no perderte.

El retorno a mi hospedaje decidí hacerlo por Picadilly, se podría decir la calle más emblemática. Varios metros en los que podrás divisar los locales de las marcas más famosas. Finalizando en Picadilly Circus, un espacio circular donde se cruzan varias calles, que con los años pasó a ser un punto de encuentro, debido a que en horas nocturnas, podrás encontrar en cualquier dirección, numerosos bares y restaurantes.


OTROS ARTÍCULOS DE VIAJEROSECRETS:


Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: