LUCERNA


Salí muy temprano a la ruta en dirección a Lucerna. Manejar en Suiza es un placer, todos respetan las normas de tránsito, las velocidades y todas las calles están en excelente estado. Pero tienes que ir con mucho cuidado y atención, porque cómo turista seguro irás disfrutando de los paisajes, y ante cualquier falta, siempre hay alguna autoridad policial controlando.

Es puente se utilizaba como defensa ante los potenciales invasores en épocas antiguas. En sus torres, además de ser usadas como vigías, se encerraban a los prisioneros de guerra para ser torturados.

En una de las pocas localidades que conseguí un free tour para realizar. No recuerdo el nombre de la empresa, vi a un muchacho que lo estaba promocionando en la estación de trenes y me sumé a él. Fue “raro” el tour, el guía era alemán, sabía mucho sobre la historia del país, pero se burlaba de sus historias, como si no tuvieran relevancia en la historia mundial. Yo solo le dejé 5 francos suizos de “propina” porque me había olvidado de conseguir cambio. Se fue sin saludar a los que le habían dejado lo que él consideraba poco dinero.

Para relajarme un poco, me compré un café con un con y me senté frente a uno de sus lagos, para disfrutar de la belleza de la ciudad. Cercano a las 5pm, partí hacia Interlaken.


Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: