Mi segunda mala experiencia fue en mi última travesía por Estados Unidos. Fui a Houston a trabajar durante 5 meses, que me fue increíble. Totalmente recomendable para los que quieran hacer una diferencia para seguir viajando. Se los contaré en otra oportunidad.

Decidí ir a visitar Tampa, Florida y ahí fue que tuve que cancelar mis próximos viajes a New York y México, por el tan odiado por todos, coronavirus.

La cuarentena en Estados Unidos nunca fue obligatoria y había muchos casos. Una noche comencé a tener dificultades para respirar y a la mañana siguiente ya era mucha la dificultad. Por lo que decidí ir a un hospital para recibir atención médica.

En esta ocasión, había contratado Assist-Med pero por la buscadora de seguros Aseguratuviaje.com, otra plataforma que no les recomiendo.

Esperando la ambulancia que me trasladara al hospital, ya que por protocolo no podía uno dirigirse por cuenta propia hasta no verificar el personal que eran ciertos los síntomas, traté de comunicarse al número que Aseguratuviaje.com me había dado en caso de emergencia. Nunca obtuve respuesta.

Fui atendido, me realizaron el estudio de PCR, dio negativo y me diagnosticaron bronquitis aguda con riesgo de convertirse en algo más grave. El empleado en la recepción me había pedido mis datos del seguro, los cuales le otorgué y me dijo que ellos se encargarían de comunicarse, que en caso de no obtener respuesta, me enviarían la factura a mi domicilio.

Veinte días después recibí la factura en la casa donde me estaba alojando por un poco más de 800 dólares. Esto quería decir que el hospital no se había podido comunicar con mi seguro de viaje. Por lo que lo hice yo. Un chico atendió mi reclamo, ante todos sus pedidos, me dijo que me iba a solicitar toda la documentación vía WhatsApp.

Por mensaje me pidió:

  • Captura de pantalla de mi llamado a la central de emergencias. Porque según su protocolo, que nunca me brindaron, había que llamarlos – no tiene una explicación, pero es su protocolo – 24 hs antes o 24 hs después, para ponerlos al tanto que había recibido atención médica. Sin ningún otro motivo, que avisarles porque tras esto, no harían otra acción. Le envié los screenshots.
  • Factura del hospital que verificara mi diagnostico con “síntomas de coronavirus porque sino no se harían cargo de estudio de PCR”. Lo envié.
  • Por escrito, por parte del hospital, el tiempo que había pasado en atención, porque yo les había comentado que luego de ser atendido, seguía con las molestias respiratorias y tuve que hacer reposo, que pude volver a comunicarme ya que estaba en una casa rentada. Se lo envié porque el informe de la entidad médica había sido muy detallado.
  • Por último, el voucher que había recibido. Porque según ellos hay que seguir muchos pasos del protocolo de Assist-Med, si no están absueltos de cubrirte. Todos estos pasos los cumplí las dos veces, sin saber que lo tenía que hacer y en ambas no me cubrieron. Les reenvié el mail que me había enviado Aseguratuviaje.com, que no tenía un protocolo.

Su respuesta fue que no era su responsabilidad, que tenía que hablar con Aseguratuviaje.com, por su falla en NO comunicarme el protocolo.

Ante esto, me comuniqué nuevamente para dejarles en claro, que si ellos tienen convenio con una web que promociona sus productos, algo de responsabilidad tienen en todo esto. El mismo chico que me había atendido antes, me atendió por segunda vez y luego de reirse sin obtener respuesta, me cortó.

Llamé nuevamente, el mismo chico, se ve que en ese momento mucho personal no había en la central. Se rió y me dijo, “yo no puedo hacer nada, si querés le digo a una supervisora que te llame pero te va a decir lo mismo”, obviamente que dije que si.

La supervisora me llamó 1 hora más tarde, se presentó diciéndome que mi solicitud ya había sido rechazada porque “no había seguido el protocolo, que podía ser que me reconocieran solo un porcentaje del total”. Le expliqué todo nuevamente, finalizó el llamado manifestando que “iba a dejar asentado mi reclamo para una nueva evaluación del caso”. No miento, antes que pasaron 5 minutos de “el nuevo reclamo”, me REENVIARON el mismo e-mail rechazando mi pedido. No se gastaron ni en escribir otra vez.

No recuerdo si fueron 3 o 4 llamados más que realicé, atendido por personas que se reían y me dejaban en espera hasta que se cortaba. La supervisora se comunicó nuevamente. Antes yo había hablado con una abogada amiga para que me representara si no lo podía solucionar por mi parte. Nuevamente la supervisora, no recuerdo su nombre, me dijo que “no había cumplido el protocolo”, le dije que la reevaluación de mi reclamo había durado menos de 5 minutos que si podía hacerlo de forma eficiente, a lo que respondió que lo iba asentar otra vez, pero que lo iban a rechazar y que todas las veces que llamara lo asentarían para luego rechazarlo. Por esto, mencioné a mi amiga como mi representante en el caso, le dije que estaba en otro país que se iba a comunicar con ellos, me respondió que no atendían abogados que en todo caso le dejara su número y ellos se comunicaban. Se los dejé. Mi amiga intentó comunicarse y al presentarse cortaban el llamado. Nunca se comunicaron.

Desistí. Pensando que una vez que dejara el país, nunca iba a volver porque no me quería hacer cargo de una deuda que no me correspondía, encima cerca de los 1000 dólares. Para todo lo que significa para un viajero, no poder regresar a un país. La verdad que no sabía las consecuencias, pero todos nos imaginamos a los Estados Unidos como el país más firme para cobrar deudas.

Hoy me encuentro planeando un viaje a Disney. Me comuniqué con Assist-Med para ver si había alguna resolución, me respondieron que “ellos decidieron que la culpa era de Aseguratuviaje, que ellos no tienen nada que ver con esa web aunque promocionen su producto, que habían dejado asentado que se me comunicara esta resolución para que yo haga mi reclamo a ese sitio web, porque de su parte no pueden hacerlo”. Tuve que explicarles todo de nuevo. Hasta un detalle que me olvidé en este relato, hice mi reclamo por Twitter en su momento, el sitio oficial, lejos de tener un buen plan de contingencia en redes sociales, me dijo, esperen que busco el tuit.

El tuit que aparece denunciado es porque publicaron todos mis datos personales, la factura con mi nombre completo, DNI, fecha de nacimiento y todo lo que había aportado en el hospital.

En la última comunicación, me dijeron que podía enviar un mail con un nuevo reclamo a Aseguratuviaje.com, por 21231 vez les dije que ellos también tenían responsabilidad, la última respuesta fue “te paso nuestro mail, no vamos a poder resolvértelo porque no es nuestra culpa, pero si querés enviarlo, envíalo, el mismo envíaselo a Aseguratuviaje, a ver si tienes una respuesta por parte de ellos”, porque ellos no tienen comunicación con las webs que promocionan su servicio.

Podría seguir contándoles detalles, pero todo esto es para decirles que NO CONTRATEN ASSIST-MED y van a salvarse de un problema, que podría haber terminado en algo peor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: