ZAKYNTHOS

by Gonzalo Fernández Pizarro

Desde que vi una foto de mi primo Nicolás – una de las personas que más ama viajar que conozco – en una playa de esta isla griega siempre deseé visitarla. El 26 de Mayo del 2018 mi vuelo proveniente de Atenas llegó a Zakynthos a las 8:55 am a cargo de la Hahn Air Systems. Es una aeropuerto precario, sin muchos lujos pero muy bien organizado. En la salida del mismo hay muchos autos particulares ofreciendo sus servicios de traslado, busqué el menos costoso y me dirigí a mi hotel que reservé por Booking, ya que por AirBnb no había muchas ofertas.

Tuve la suerte, sin saberlo, de hospedarme en uno de los mejores hoteles de la isla: “Strada Marina”. Cuando me cruzaba con otros viajeros y mencionaba el nombre del hotel donde me estaba alojando, no podían creer que había conseguido lugar allí por su gran demanda. Lo cierto es que hice mi reserva entre 5 y 6 meses antes. Contaba con desayuno incluido, por más que había que levantarse temprano, valía la pena. El estilo de desayuno que te guste, lo ibas a encontrar ahí. Sin faltar obviamente el yogurt griego en todas sus variedades.

En el hotel nos ofrecieron muchos tours con una empresa con la cual tenían convenio y aceptamos hacer todos con ellos, porque mientras más hacía más descuentos tenía.

En mi primer día fui a tres playas que me llevo el bus que tenía parada a 100 metros del hotel. Laganas Beach y Cameo Island, las separa el mar pero pegado a las piedras puedes pasar por el agua tranquilamente, como mucho llegará a tu cintura.

Son dos playas muy bonitas, con agua turquesa un poco fría, pero combinadas con las montañas que la adornan de fondo es un paisaje increíble. Pasé todo mi primer día allí relajado y compartiendo unas cervezas con unos viajeros que conocí de Australia.

En mi segundo día hice el tour que más deseaba y mi sueño se hizo realidad, pude recrear la foto de mi primo pero ahora yo era el protagonista…

Navagio Beach o Shipwreck Beach es un lugar increíble, solo se puede acceder por el mar, por lo que una lancha de la empresa del tour nos llevó allí. El primer nombre se debe a que un barco encalló cientos de años atrás y perduran hasta la actualidad sus restos. No me queda más que dejarle fotos y videos.

En el mismo tour, volviendo al lugar de salida, pasamos por las Blue Caves. Son cuevas en medio de las montañas que deben su nombre a que todo lo que sumerges en sus aguas toma un color azul inmediatamente.

Mi último día realicé otro tour pero por Turtle Island, viendo como las tortugas pasando por alrededor y debajo de nuestra embarcación, una experiencia inolvidable. Por otras cuevas de la isla, llamadas Keri Caves y por Tsilivi Beach.

Tuve muchos inconvenientes para dirigirme de una isla hacia otra. Tienen que tener en cuenta para elegir que islas visitar de Grecia, de que lado se encuentran. Si no, tienes que pasar casi inevitablemente por Atenas.

A mí me habían recomendado moverme con ferrys y que no tenía que comer comprarlos con anticipación porque podía adquirirlos tranquilamente una vez en el lugar. Tenía que ir de Zakynthos a Santorini y al contrario de lo que me había informado un amigo, no existía un ferry que haga ese trayecto. No pude conseguir un aéreo, no porque no existía, si no porque no había más lugares disponibles. Por lo que tuve que tomar un ferry a una ciudad costera cercana a Atenas, de allí ir en bus hacia el aeropuerto de la capital y en avión dirigirme a Santorini. Todo esto causo que mi itinerario se atrasara y perdiera medio día que pensaba destinar a esta última ciudad. Por eso, les recomiendo que si pueden saquen todos los traslados antes de viajar o por lo menos chequeen la disponibilidad en ese momento.

Ferry por dentro. Tiene más de lo que seguro esperabas de este transporte. Lujoso y barato.

Esperando que te sumes a ViajeroSecrets…

A %d blogueros les gusta esto: